viernes, 12 de septiembre de 2014

Joel Rosario: Con un jazz de maestros.

(Por Alex Quezada).

Aún sin despojarme de cierta duda razonable, este pasado lunes, ocho de septiembre, me lancé a la aventura de enfrentarme a un joven músico cuyo nombre ya genera buena reseña y se establece con pasos seguros. Joel Rosario podría no ser una figura de dominio público, pero el joven saxofonista, nativo de Tamayo, ya ha caminado al lado de grandes nombres como Juan Luis Guerra, Paquito D’ Rivera, Amaury Sánchez, Chichi Peralta y otras formaciones en donde ha ido aquilatando su labor musical para, de manera personal, enfocar sus inquietudes en torno al latin jazz, blues, samba, swing y otras expresiones y fusiones.

El pasado mes de junio, el Joel Rosario Quartet produjo buenos comentarios con su actuación en la escalinata de la calle El Conde, en un montaje de ‘Jazz en la Zona’. En esta ocasión retornó al área, específicamente al escenario de Lulú Tasting Bar, en la Zona Colonial de Santo Domingo, contando con una animada concurrencia y el acompañamiento de Jairo Milanés en el piano, David Nolasco en la batería y Jeremías King en el bajo, con un repertorio que buscó satisfacer a un público que fue recibiendo de manera amena, su propuesta.

Con la temperatura adecuada, como gran aliada, la velada sirvió para repasar temas de sólida reputación como “Cantaloupe Island” (Herbie Hancock); Obsesión” (Pedro Flores); “Mambo Inn” (D’ Rivera); “Night in Tunisia” (Dizzy Gillespie); “Compadre Pedro Juan” (Luis Alberti) y “Europa” (este último sin nada que envidiarle al toque de Gato Barbieri). Fueron versiones en las que estos jóvenes cautivaron con su forma particular al momento de abordarlas, lo cual atrapaba nuestra atención constantemente. Así también transcurrieron  “Footprints”, “Satin Doll”, “Chang’s Song (Never Said)” (de la película Round Midnight); “Misty”, “Sabor a mi” y “Nothing Personal, entre otras de Wayne Shorter, Charlie Parker, Michael Brecker y Carlos Santana.

Si bien solemos asumirle al saxofón, un aura de nobleza o sutileza por las emociones que transmite, en el caso de Joel, quien lo ejecuta en sus denominaciones Alto, Soprano y Tenor; le percibimos una personalidad de afable temperamento y un desempeño cauto en sus fraseos. Nos comentó de sus primeras influencias en latin jazz: Arturo Sandoval y Paquito D’ Rivera.

También nos habla sobre la trayectoria de su cuarteto, que ya alcanza los cinco años y en estos meses están ultimando la grabación de composiciones propias de tendencia jazzista, de las que nos adelanta títulos como “Camino a Tamayo” y “Una Sonrisa”.  Agrega que, “…Estamos tratando de hacer música tropical, música ligera, jazz tradicional; la idea es seguir tocando este género que ahora ha tenido un poco de auge en el país y tratar de dar lo mejor.  Ahora estamos haciendo un disco latino, de música tropical y tocando mucho jazz”. De igual manera, puntualiza sobre sus compañeros: “...Son excelentes músicos. Jeremías King con una trayectoria impresionante en el bajo, con un aporte grandísimo al merengue; Jairo Milanés, igual en el jazz, ha sido un pilar en el piano; David Nolasco (miembro de la orquesta de Juan Luis Guerra) también, ha sido un baterista con un sentido rítmico impresionante”.  Y finalmente valora de positivas, las labores del staff de Jazz en Dominicana por mantener su agenda de actividades en diversos establecimientos y áreas abiertas de Santo Domingo. 
(Foto: Alex Quezada). 

  • Ver fotos de Joel Rosario Quartet en FACEBOOK.

No hay comentarios: