miércoles, 1 de agosto de 2012

Sabrina y Wateke o la crónica de una noche genial

(Por Alexis Méndez).

Debo iniciar estas líneas aclarando mi satisfacción por compartirlas con los lectores y adelantando que las mismas son interesadas. Pero también debo citar una frase que siempre he escuchado de mi madre, “Amor no quita conocimiento”. Lo digo, porque independientemente de mi inclinación hacia la propuesta del Grupo Wateke, y a la grata sensación que me produce escuchar la voz de Sabrina Estepan, voy a referirme a un grupo de maestros que honra la escena del jazz de Santo Domingo y a la cantante dominicana más versátil y preparada de su generación.


Toco madera si aseguro que quitarse el sombrero es poco cuando se escucha el sonido funk de Wateke, el cual viene entrelazado con elementos marcados de la música dominicana. Un ejemplo, entre muchos de los que sellan la originalidad de esta agrupación, se encuentra en el desempeño de su director, Rafael Díaz, quien a través de la batería ha desarrollado patrones rítmicos de la tambora y la guira. Traigo este aspecto, porque sé que los que han disfrutado de esta propuesta, saben que tengo la razón al mencionar que la participación de Rafelito en temas como “Shuffle G”, “Caña Brava” o “Tuti pambiche”, generan algarabías mayores.

A Sabrina la nombré versátil y preparada. Además de su hermosa voz, su acervo musical forma parte de su mayor prenda, porque conocer y manejar al dedillo  desde interpretaciones de la llamada música clásica, hasta las más pueblerinas canciones, sumado a su alto grado de responsabilidad como artista, nos pone frente a una intérprete sin límites. A esto agreguemos su formación académica, la que toca el canto lírico y el popular. 

Juntos.
El 27 de julio, el “Fiesta Sunset Jazz”, presentó en La Azotea del Dominican Fiesta lo que sería un lujo para los asiduos visitantes de este espacio, y para los que llegaron allí por primera vez. Se trató de una combinación espectacular, una fórmula que desbordó las expectativas, en mi caso magnificó mis emociones. El programa de ese viernes trajo la presentación de Sabrina Estepan, acompañada del Grupo Wateke. O mejor lo digo como ellos han querido que se nombre, “Sabrina y Wateke & Wateke y Sabrina”. El caso es que fue una presentación donde la cantante y el grupo (en esta ocasión en formato de trío) se mezclaron en un contenido donde no hubo más protagonistas que los mismos temas que allí se escucharon, tratados desde una óptica exclusiva para aquel momento.

El repertorio.
Como de costumbre, Fernando Rodríguez presentó a los músicos participantes, quienes fueron llegando al escenario a medida que escucharon su nombre: Luigi Feliz (bajo), José Miguel Cabrera (piano, teclado y arreglos) Rafael Díaz (batería y dirección musical) y Sabrina Estepan (voz).
La música se hizo sentir con “Open Again”, de la autoría de Rafael Díaz, una introducción en la que Sabrina hizo gala de un excelente manejo del scat.  En seguida, se escucharon el clásico bolemengue (merengue con armonía de bolero) “En donde estas”, de la autoría de Luis Senior y el tema “Tu no podrás olvidar”, de Luis Alberti. Ambas piezas llegaron con fuertes inflexiones de jazz y resaltando que este evento estaba dedicado a todos los padres dominicanos, que dos días después celebrarían su día. En seguida, llegó el tema “Take it easy”, escrito por Rafael Díaz y el pretexto para que Sabrina y Wateke iniciaran su relación artística, un tiempo atrás.

Lo que siguió a continuación fue presentado por Sabrina Estepan, quien salió del escenario para que Wateke interpretara un bloque de temas instrumentales, comprendidos por “Buenos momentos”, “Wateke Hip blues” y “14 de noviembre”, todos compuestos por Rafael Díaz. Los aplausos no se hicieron esperar. El público sentía que recibía el gran regalo por parte de este trío que denotó la más alta calidad durante toda la noche.

De inmediato Sabrina Estepan se integró al grupo y se refirió a la afinidad en el gusto musical, existente entre los integrantes de Wateke y ella. Como ejemplo, salió a relucir el tema “Come with me” de la cantante, pianista y compositora brasileña Tania María.  Por supuesto que llegó la pieza, en la que la intérprete y el trío se confundieron en el buen decir de melodías.

La primera parte del show concluyó con “Samurai”, tema del conocido cantante brasileño DJavan. Este fue interpretado por Sabrina y Francisco Xavier, un intérprete que entre voces y bailes se acopló al trabajo realizado por Estepan y la agrupación. 

La segunda parte del show inició con los instrumentales “Ideas”, “Shuffle G” y “Caña Brava”, este último con un singular tratamiento, gracias al arreglo de José Miguel Cabrera. Luego entró Sabrina, quien felicitó a los padres que allí estaban presentes y aprovechó para interpretar un tema que su padre le cantaba cuando era una niña. Se trata de “Acalanto” (Canción de cuna) de Chico Buarque. Definitivamente, este significó el momento más emotivo de toda la noche, donde se sintió a la intérprete entregar el alma en una participación. “Just the two of us”, el clásico de Grover Washington Jr. sumó una versión más a su larga lista, en esta ocasión con la participación vocal de Sabrina y José Miguel Cabrera.

Uno de las interpretaciones más impactantes y que mostró al máximo la grandeza de Sabrina, fue el tema “Tu eterno enamorado” de Rafael Solano, el cual fue presentado en formato de swing. La despedida se mostró más tropical con “Que Dios bendiga el Cibao”. A ritmo de cha cha cha, Sabrina cantó esta emblemática composición de Juan Lockward.

La ñapa.
Fue grande la embriaguez en la que quedamos todos, por todo lo recibido. Esto se manifestó entre aplausos y un coro unísono que gritaba “otro”. Entonces tocó el turno al conocido tema “Papá Bocó”, de Manuel Sánchez, que se escuchó en una rara y contagiosa versión gagá, coronando así mi convicción de que este junte debe continuar más allá y crear muchas noches geniales, donde el talento arrope la atmosfera, donde el buen el arte sea el rey, como sucedió allí.   

2 comentarios:

Rafael Diaz dijo...

Excelente Alexis,..... gracias por tu apreciación, que se que es muy objetiva, a pesar de los lazos y cariño que nos tienes, como tu bien aclaras en el articulo. y muy buena descripción de todo....... de verdad que me gusto mucho....

Rafael Diaz dijo...

y espero por las fotos tambien¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡