jueves, 21 de abril de 2011

Con la Lupa en Bobby Carcassés

(Por Alexis Méndez)


Pude ver a Bobby Carcassés en tres escenario dentro del IV Congreso MIC y como resultado afloró una opinión que lo ubica en la categoría de genio.
De entrada, quedé sorprendido de su disertación acerca del papel jugado por la percusión en la instrumentación del jazz afro-cubano, sobretodo el desafío que significa mantener la clave, la cual hay que entender para poder vivir en ella. Además, con un lenguaje simple nos dio a entender las complejidades de los patrones rítmicos.
La segunda vez que me impresionó, fue en la sala Restauración del Gran Teatro del Cibao. En el marco del concierto central, fue llamado al escenario y el piano fue testigo del inicio de la que se puede llamar una puesta en escena magistral, con un tema que rinde tributo a una de las figuras más emblemáticas de la música cubana: “Blues a Benny Moré”. Pero no solo tocó las teclas, su versatilidad se demostró en la ejecución del Fluger home, en la sincronización de su baile y en un canto que explora altos y bajos registros con ágil balanceo.
Finalmente, verlo improvisar junto a músicos de Santiago de los Caballeros y al maestro Darío Estrella, sentir que sintió motivación al componer una canción al Congreso MIC me llevó admirarlo más de lo permitido. Y aunque mencioné tres escenarios, un cuarto me convenció de su grandeza. Me refiero al rincón del coleccionista, donde se expusieron dibujos de Carcassés, los que dan fe de la sensibilidad de este hombre hacia la cultura afro-cubana.

No hay comentarios: