jueves, 21 de abril de 2011

El IV Congreso MIC a grandes rasgos

(Por Alexis Méndez)

Luego de concluida la jornada del IV Congreso Internacional Música, Identidad y Cultura en el Caribe, que trajo el tema “El Jazz desde la perspectiva caribeña”, quiero-en nombre del equipo de MUSICA MAESTRO y preñado de una alta valoración-referirme a este evento. Lo quiero hacer a partir de algunos puntos básicos que conforman la estructura del que-repito-es el evento académico que mejor representa a República Dominicana ante el mundo.
Quiero empezar gritando a viva voz que el Congreso MIC se ha superado así mismo en cuanto su contenido intelectual, pues cada vez más las disertaciones traen mayor rigor. Fue de mucho valor contar con la participación de Jim Byers (EE.UU.), José Loyola Fernández (Cuba), Sidney Hutchinson (EE. UU.), Cesar Pagano (Colombia), Rafael Bassi (Colombia), José Guerrero (República Dominicana), Luc Delannoy (Bélgica), entre otros; todos dejando sus aportes para que los resultados sean como hoy lo predican estas líneas.
La parte artística no pude ser mejor. El coctel de bienvenida a los participantes (Viernes 15) no solo significó espacio físico y ambiente. A esto se sumó el contenido de una presentación fuera de serie, a cargo del Quinteto dominicano de Paul Austerlitz que nos presentó una agradable fusión de toques y cantos con elementos del jazz. Fue una propuesta que reveló que ya la magia se había dado y que todo iba a salir bien. A todo esto se sumaron las improvisaciones de algunos músicos que subieron a tarima, reafirmando la espontaneidad del jazz. Los que no aguantaron las ganas fueron Darío Estrella (República Dominicana), Thurgot Theodat (Haití), Fellé Vega (República Dominicana) y Bobby Sanabria (EE.UU.). Todos impregnaron lo mejor de su arte a la noche.
Al final de día siguiente (sábado 16), se dio acabo el concierto central, titulado “El Caribe es Jazz”, en el que se da respuesta al por que el jazz caribeño es tan demandado en todo el mundo. Bajo la dirección musical de Manuel Tejada, un grupo de músicos dominicanos dieron el todo por el todo, además de servir de plataforma a Poncho Sánchez (EE.UU.), Luis Marín (Puerto Rico), Humberto Ramírez (Puerto Rico), Justo Almario (Colombia), Benjamin Lapidus (EE.UU.), Juan Colón (República Dominicana), Bobby Sanabria (EE.UU.), Bobby Carcassés (Cuba) y Giovanni Hidalgo (Puerto Rico). Todos dieron su aporte en la conformación de un arco iris sonoro donde le jazz y la cosa caribeña se fundieron en una sola propuesta.
La clausura (domingo 17) no se quedó atrás. El formato del muy conocido encuentro denominado Lunes de Jazz se mudó al patio caribeño del Centro León. Una significativa muestra de los mejores músicos de Santiago de los Caballeros dio la bienvenida y compartió escenario con exponentes de Santo Domingo y con músicos invitados del extranjero, realizando lo que podría denominarse un “jameo histórico”.
Finalizo esta parte puntualizando la buena organización del evento, donde se cuidaron todos los detalles, donde no hubo quejas por parte de los asistentes, quienes no dejaban de sorprenderse del buen trato de edecanes y organizadores. Hoy, de boca en boca se corre la voz por parte de los asistentes que llegaron de diferentes partes del país y del exterior: El IV Congreso MIC salió…y quedó muy bien. Felicidades al Centro León, al Instituto de Estudios Caribeños (INEC) y al Ministerio de Cultura. Felicidades a todos los conferencistas magistrales y ponentes por arrojar luces y nuevas ideas en el debate de la identidad del caribe a través de la música.

No hay comentarios: