lunes, 13 de julio de 2009

…la voz que narra dice que “la música no es más que un pretexto”. Y yo le endoso el término pretexto a la obra, a los personajes, para continuar con mi eterno discurso que le da papel preponderante a la salsa como forma de expresión de la identidad latina.
En ese juego, el pretexto, de quimera, pasa a ser torbellino que engrandece a Maestra Vida, convirtiéndola en documento obligatorio, si es que quieres entender como viven nuestros pueblos latinoamericanos.
Es una historia que se repite. Lo comprobé en estos días cuando visité mi barrio y vi que sólo la gente había cambiado y que todo estaba igual. Quizás alguna que otra casa remodelada, tal vez algún que otro chisme que nunca había entrado en escena, pero al final, la misma esencia.

En 1993, produje esta pintura. Es un Oleo en el que se aprecia una de las calles de mi barrio, El Ensanche Espaillat, ubicado en la parte Norte de Santo Domingo. Alexis Méndez

Precisamente es el barrio, conglomerado que vive en cualquier rincón de nuestra América, el escenario utilizado por Rubén Blades para describir el día a día de personas como Carmelo Da Silva, que en Santo Domingo lo veríamos como “el tíguere serio”, ese que “no le coge corte a los maleantes”, y cuya honradez estaba más que probada, al punto de llegar a enamorar a la hermosa Manuela Peré-“aquella arrolladora Manuela”-dice el narrador; y otros como Ramiro, el hijo que llenaba de orgullo al papá, y al que el entorno le cambió desordenadamente el destino. No obstante, seguía siendo el tesoro más preciado, por que al final, como escribió Rubén años después, “familia es familia y cariño es cariño.
Son personajes que viven en cualquier barrio, con nombres diferente, pero con la misma carga existencial que reflejan en Maestra Vida.
Maestra Vida es la primera Opera salsa original, la cual fue escrita por Rubén Blades (Antes, en 1973, Larry Harlow había publicado Hommy, una adaptación de la Opera Rock Tommy, de The Who). El mundo salsero pudo disfrutarla a partir de 1981, en un álbum doble que produjo Willie Colón y en el que se aprecian arreglos que involucran aires sinfónicos, adheridos a la esencia caribeña.
Siguiendo con los pretexto, estas líneas lo son, pues quieren invitarte a que escuches esta obra musical, el próximo domingo 19 de Julio, en el programa MUSICA MAESTRO. Posiblemente, nunca la has escuchado completa, aunque el disco adorne tu estante, ya sea en LP o CD, o tal vez la tengas alojada en un disco duro.
Esta semana te acompañaremos a escucharla, y junto comentaremos los diálogos y alguno de los temas que la incluyen, como "Manuela", "El nacimiento de Ramiro" o "Manuela después… (La doña)".
Escúchanos los domingos, de 3:00 a 5:00 PM, por Quisqueya FM (96.1), y por la Internet en http://www.compasillo.com/ y http://www.certvdominicana.com/ .

Maestra Vida-Programa

Primera parte:
"Prólogo" (5:11)
"Manuela" (6:53)
"Carmelo (Parte I)" (1:16)
"Como tú" (3:17)
"Carmelo (Parte II)" (1:00)
"Soy una mujer" (2:25)
"La fiesta" (6:23)
"El nacimiento de Ramiro" (7:42)
"Déjenme reír (Para no llorar)" (5:32)

Segunda parte:
"Epílogo" (5:18)
"Manuela, después... (La doña)" (9:14)
"Carmelo, después... (El viejo Da Silva)" (9:33)
"El velorio" (5:00)
"El entierro" (6:06)
"Maestra vida" (7:14)
"Hay que vivir" (1:20)


Todos los temas fueron compuestos por Rubén Blades.


Nota: Con la transmisión de esta obra musical rendimos tributo y deseamos un feliz cumpleaños a su autor. Rubén Blades cumpleaños 16 de Julio.

No hay comentarios: