miércoles, 17 de septiembre de 2014

Razones para preferir el DR Jazz Festival

(Por Alexis Méndez)
programamusicamaestro@yahoo.es
@alexis_mendez

Un considerable grupo de amantes del jazz, dentro y fuera de la República Dominicana, esperamos con entusiasmo la fecha del Dominican Republic Jazz Festival (DRJF). La respuesta está en la oportunidad de disfrutar del esplendoroso paisaje de la costa norte de la isla, tomando como punto principal la playa de Cabarete, entre otros lugares; y al mismo tiempo disfrutar de un programa que combina una muestra de exponentes dominicanos con artistas foráneas.  Es un frote de manos colectivo, una sola voz, independientemente de que a alguien las circunstancias le impidan asistir.  

Es un equilibrio importante el que nos presentan. En este año, por ejemplo, su versión 18 ofrece un calendario que se desarrollará del 6 al 9 de noviembre entre Puerto Plata, Sosua y Cabarete, abarcando seis propuestas dominicanas, entre agrupaciones e invitados especiales, y siete extranjeras, también entre agrupaciones e invitados especiales.

En momentos en que se advierte una apertura de todos los festivales de jazz del mundo, este va con esa tendencia. Es costumbre que el cierre del mismo contemple la virtud del baile, es por ello que siempre tiene cabida un formato bailable que habla de la identidad dominicana y/o caribeña. En ese sentido, el fusón, expresión urbana de nuestra música contemporánea, llega con su máximo exponente, Fernando Echavarría y la Familia André, lo que significa un broche de oro.

Y muchas veces, entre el disfrute y los placeres, no notamos un aspecto de gran valor. Se trata de esa labor altruista que se hace realidad con la Fundación Educativa DR Jazz Festival, dedicada a la formación musical en el territorio donde se ha desempeñado este evento. Es un trabajo que de alguna manera garantiza la permanencia en el tiempo de este evento, pues con ello se invierte en la materia prima de cualquier presentación musical: los músicos.   

Son razones gallardas que junto a otras, no menos importantes, han convertido a éste en el festival más impactante que se ofrece desde Quisqueya. Su naturaleza y desempeño hablan por sí solo.

En 1993, Playa Cabarate fue escenario del primer festival “Ola”. Luego de cuatro versiones, a partir de 1999, este se convierte en el Domincan Republic Jazz Festival, emprendiendo una saga de versiones por la que han desfilados grandes figuras, y convirtiéndose en importante elemento sociocultural y vehículo de atracción turística. Nombres como los de Chuck Mangione, Chucho Valdés, Ray Barretto, Johnny Ventura, Antonio Sánchez, Crispín Fernández, El Prodigio, Sandy Gabriel, Danilo Pérez, John Benítez, Gonzalo Rubalcaba, José Alberto “El Canario” y Giovanni Hidalgo entre otros, están escritos en las páginas que cuentan su mágica historia.

  • Para ver programación 2014, entra AQUI.



Bass Jam. Versión 2009. Eddie Gómez, John Benitez, Ramón Vázquez y Abel González (bajos), with Efrain Toro en la batería.

No hay comentarios: