miércoles, 18 de noviembre de 2009

(Por Alexis Méndez)
Me ha dado con volver a leer aquellos libros con los que inicié la manía por la lectura. Y la verdad es que me ha fascinado el asunto. Es como volver al barrio donde crecí, a la biblioteca donde el tiempo se hacía veloz, o al aula donde la profesora Leonor nos incentivaba con diez puntos en la nota mensual, si leíamos y explicábamos el contenido de alguna obra.
Ha sido interesante el involucrarse otra vez con aquellos personajes de Emilio Salgari, y que ellos vean que ya eres mayorcito. Es volver al pasado, pero con la experiencia del presente.
De esa Manera volví a "Macondo" hace dos años, y descubrí, hace uno, que “hay un país en el mundo”. Y les juro que sentí un tremendo gusto al reencontrarme con el best seller de Gabo y con el poema de Don Pedro. Ellos me impulsaron a devolverme de vez en cuando, sin dejar de seguir adelante.
Recientemente devoré “Noticias de un secuestro”, también de Gabriel García Márquez y algunos cuentos de Juan Bosh, con los que descubrí que podía durar más tiempo de lo que pensaba, sumergido en la lectura.Y hablando de cuentos, hace un par semanas, desde que repasé “Ahora que vuelvo Ton”, de René del Risco, me apresuré a compartirlo con los lectores de este blog (hagan click en la imagen que está a su derecha y podrá leerlo).
Quiero recomendarte que lo hagas. Trata de recordar alguna obra que marcó tus emociones y vuelve a leerla. Te aseguro que, como yo, encontrarás cosas que la ingenuidad no te permitió llevarte, y para ti serán nuevas.



No hay comentarios: