jueves, 15 de octubre de 2009

Diciendo que la actual Secretaría de Estado de Cultura de La República Dominicana es la mejor o la peor, estaría emitiendo un juicio aventurero. Con apenas dos ministros en el ejercicio de esa función, sería prematuro.
Pero de lo que sí estoy convencido es de que el actual ministerio cuenta con los empleados más incapaces y los ejecutivos más apáticos con los intereses que fortalecen nuestra identidad, incluyendo al número uno de la cartera.
Quizás estoy sangrando por la herida, al ver como la música y su universo no son prioridad de esta gente, pero es que, equivocado o no, creo que esta disciplina artística es elemento importante a la hora de definir el perfil del dominicano.
Bulto, en buena definición, es la mercancía que se transporta a granel. Pero los dominicano, también la llamamos “bulto” a la acción exagerada de algunas personas en la que quieren alardear de lo que carecen. A estas personas se les llama “bulteros”. Partiendo de este concepto muy criollo, en los circuitos culturales se ha denominado a La Secretaría de Estado de Cultura, como La Secretaría de Estados de Bultura, donde el bulto aflora día a día, el igual que la apatía a toda actividad en la que el glamour no esté presente. Ese es glamour que se traga todo el presupuesto y que causa la más alta inequidad en su manejo.
Decir que la Secretaría de Estado de Bultura tienes sus particularidades, eso si que no es prematuro.
(Alexis Méndez).

No hay comentarios: