viernes, 29 de mayo de 2009


Muchos años han pasado desde que escuché por primera vez que ya Nueva York no era la capital de la salsa, que Cali y Caracas han superado a la selva de cemento, que de Meca musical, ha pasado a ser un zafacón.
Aquellas expresiones ya no me sorprenden, sobre todo porque he podido comprobar (con algunas excepciones) su veracidad. Lo que si me ha sorprendido, además de entristecerme, son nuevos comentarios, que apuntan a colocar a Puerto Rico al lado de la Gran Manzana.
La última muestra la encontré en un artículo publicado en el diario puertorriqueño Primera Hora, donde el sonero Ray de la Paz se refiere a lo que muchos han observado en silencio, quizás anestesiados por el boom del reggaetón y la bachata en la tierra de la bomba y la plena.
Dije que me entristece, porque aunque la salsa es un autobús latinoamericano, los puertorriqueños han sido quienes lo han conducido, fuera y dentro de la isla.
No sé ustedes, pero yo no me imagino la salsa sin Puerto Rico. Compartamos el escrito donde Ray de la Paz se refiere al tema, y ojala que esta sea una falsa alarma. VER ARTICULO.

No hay comentarios: