jueves, 25 de agosto de 2011

La noche del jueves 26 de agosto de 1971

(Por Alexis Méndez)


Muchos reconocen el 26 de agosto de 1971 como el día en que nació la salsa. Y esto pudiera tener lógica si tomamos en cuenta que la fecha de nacimiento de un niño es el día en que ve la luz, lo que no quiere decir que es el día en que empezó a vivir, pues antes del parto ya la criatura había experimentado un período de gestación.


En el caso de la salsa-si usted quiere-se puede ubicar ese período de gestación desde la aparición de las primeras células rítmicas del Caribe, culminando mucho tiempo después (siglos), aquella noche en que sin proponérselo, una muchedumbre joven cantó y bailó una simbiosis musical que representó la uniformidad de los latinos en Nueva York. La salsa es el arma con la que una comunidad decidió reivindicar sus orígenes y cada 26 de agosto se recuerda aquel histórico jueves de 1971, que fue resorte de la que ha sido la más trascendental expresión musical latina de la segunda mitad del siglo XX.


Esa es la salsa, que no le pertenece a los puertorriqueños, ni a los cubanos, menos a los venezolanos, dominicanos o colombianos. Es patrimonio de los latinos, pues mucho o poco, cada cultura tiene su aporte a la hora de contar la historia. Y aunque aquella noche hace alusión a un episodio de los tantos que pudieron darse en cualquier parte del continente, es la más emblemática y la que más nos engorda el orgullo. Es por ello que debemos recordarla y celebrarla, porque significó el grito de batalla que empujó a la construcción de una sólida identidad.


Felicidades salseros del mundo por este 26 de agosto no. 40.

No hay comentarios: