lunes, 21 de septiembre de 2009




La historia se lo pagará. Y es que el cantautor colombiano Juanes, una vez más, le dio un cause correcto a la música, convirtiéndola en vehículo de paz.
Rompió el hielo, y ahora las cosas serán diferentes. Dijo no al chantaje y a la necedad de involucrar al arte en la “politiquería”.
La historia lo tendrá en cuenta, a él, a Bosé, a Olga Tañón y a todos esos intérpretes que se atrevieron a darle música, y en ella amor, al pueblo cubano, que no tiene la culpa de nada, sino que ha sido víctima de un “de aquí pa’ allá” y un “de allá pa’ acá”, de los que juegan al conflicto de intereses sin medir consecuencias.

No hay comentarios: