viernes, 15 de mayo de 2009

Pudo haber sido pura coincidencia, pero no ha dejado de sorprendernos el hecho de que en MUSICA MAESTRO teníamos varios años que no compartíamos un tema de la autoría del compositor colombiano Rafael Escalona, y el pasado domingo, 3 días antes de su muerte, lo hicimos.
Sin quererlo iniciamos el homenaje que hoy le hacen los latinoamericanos, dándole la merecida etiqueta del más grande autor de vallenatos.
En un especial donde nuestro espacio quiso transmitir la identidad campesina en la música caribeña, mencionamos sus letras como un arquetipo de este sentir, apropósito de la relación de la música colombiana con las expresiones del Caribe, y de que una extensa lista de cumbias, vallenatos y paseos han sido versionados por músicos de esta región.
Fue así como nos regocijamos al hablar de Escalona, y mientras escuchábamos el tema “La custodia de Badillo”, vibrábamos ante el manejo pleno de su estética y capacidad de llevar, a través del lenguaje escrito, elementos locales al plano universal.

Con calle de honor recibieron a Escalona en Valledupar
(Por Agustín Bustamante)
Especial para el diário "El Tiempo" en Colombia.
'Voy a hacerte una casa en el aire / solamente pa' que vivas tú / después le pongo un letrero muy grande / de nubes blancas que diga Ada Luz".
Con ese aire vallenato recibieron en el aeropuerto Alfonso López de Valledupar el féretro del maestro Escalona, a las 4:45 de la tarde de ayer.
Apenas el avión de la Fuerza Aérea Colombiano apagó sus hélices, los cerca de 30 acordeoneros empezaron a darle la bienvenida a su tierra, en medio de una leve llovizna.
Músicos de todas las edades, vestidos de blanco y con acordeón al pecho, interpretaron la Casa en el aire y El testamento, mientras su ataúd pasaba lento por una calle de honor.
Entre el grupo se destacaban los reyes profesionales José María Ramos, padre e hijo; los hermanos Juan José y Hugo Carlos Granados; Julián Rojas; Raúl 'El Chiche' Martínez; Álvaro López; Náfer Durán; Rafael Salas, y el grupo completo de Los Niños del Vallenato. Así mismo, hubo honores por parte de la Policía Nacional.
En el recibimiento también estuvieron el alcalde de Valledupar, Rubén Carvajal Riveira; el gobernador del Cesar, Cristian Moreno Panezo; lo mismo que los miembros de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, encabezados por el presidente, Rodolfo Molina Araujo, y el vicepresidente, Tomás Darío Gutiérrez.
El cortejo fúnebre partió del aeropuerto y recorrió la avenida Simón Bolívar, llegó a la glorieta La Ceiba, pasó por el frente de la sede de la Gobernación. A su paso, muchos vallenatos le arrojaban flores y derramaban lágrimas por su partida.
Al llegar al Colegio Nacional Loperena, donde Escalona estudió parte del bachillerato, fue recibido por otra corte de honor.
Los estudiantes de la institución, que lo vio formarse, lo homenajearon con flores, coronas, con cantos de la inspiración del maestro.
Muchos pasacalles exaltando la grandeza de este hombre adornaban los alrededores de las calles aledañas al plantel.
'Maestro, eres inolvidable', decía uno de los carteles.El recorrido terminó en la casa de su sobrina Nuris Maya, en la calle 12 con la carrera 7 del barrio Novalito, donde estuvo hasta las 8 de la noche y luego fue trasladado a la Iglesia de La Concepción, ubicada en la Plaza Alfonso López. Allí, el cadáver permanecerá en cámara ardiente.
Hoy, a las 3 de la tarde, lo trasladarán para la tarima 'Francisco El Hombre', a pocos pasos de la iglesia, donde artistas vallenatos como Jorge Oñate, Poncho Zuleta, Ivo Díaz y Santander Durán, le rendirán tributo interpretando sus canciones,hasta cuando lo sepultarán a las 5 de la tarde, en el Cementerio Central, al lado de sus inseparables amigos, Consuelo Araújo y Jaime Molina.

No hay comentarios: