Tinta acerca de la tinta. Consideraciones sobre el libro Salsa desde mi balcón.

La música es calor, movimiento y vida. En ella se expresan las alegrías, las tristezas y los momentos cotidianos de un pueblo. Es la música un trazo que se convierte en una obra, que permite conocernos como parte de un rico universo, en nuestro caso llamado Caribe.
Caribe mexicano, cubano, puertorriqueño, colombiano, venezolano, panameño y dominicano, donde el hablar y el crear identifican parte de nuestras culturas.
Mundo o universo al cual pertenece Alexis Méndez, comunicador y conocedor de esta cultura ecléctica llamada Salsa.

Mediante pinceladas con sabor a crónicas, “Salsa desde mi balcón. Relatos y alegatos de un melómano (2014)”,su primer libro habla de voces que han permitido un hacer mediante una clave llamada música, que se apodera del hombre que encuentra en ella, el espacio propicio para calmar una sed  de canciones y bailes.

Retratos de intérpretes y músicos recuperados en esta publicación ,que permiten tener una lectura variada de los aportes dominicanos a este mundo y movimiento musical de altas y bajas que ha cautivado durante varias décadas, a los más variados públicos que encuentran en las letras y melodías un elemento para degustar música.

Melomanía del autor hecho vida, en esta obra que abre el espacio de reconocimiento a la labor emprendida desde su tierra para dar su sazón en voces y sonidos propios de Quisqueya.

Mario García Hudson.
Ensayista y Crítico Literario.

19 de mayo de 20015.
Panamá, Panamá.  

En Salsa desde mi balcón: Relatos y alegatos de un melómano, Alexis Méndez estudia el contexto global de la salsa, tomando como punto de partida un sitio muy particular: el balcón de la casa de sus abuelos. De esta manera, logra retratar la relación íntima de cada melómano que se identifica con un género musical, sintiéndose único y parte de un grupo de aficionados a la vez. Por lo tanto, este libro, cuidadosamente investigado, apela tanto a investigadores como a otros melómanos que conocen al dedillo las letras de los temas clave del género y pronuncian los nombres de los grandes salseros con reverencia y como si fueran viejos amigos.

Julie A. Sellers.
Profesora de Español, Benedictine College.
Investigadora de la música del Caribe.

18 de mayo de 2015. 
Kansas State, EE.UU.

La obra de Alexis Méndez es ver transcurrir los pasos gozosos de la salsa de (y por) Republica Dominicana desde la óptica del melómano sin concesiones. Así entendemos como aportó el merengue en la historia de la salsa neoyorquina y como llegó dominicana a estar en el espectro de esa nueva sonoridad sesentera (con más de 50 años! Y sigue novel). Es un libro necesario desde todas las miradas de los lectores, nos llevará a entender los misterios de las voces e intérpretes de la salsa dominicana, cómo y por qué surgieron, que medicina de sus playas y fronteras los llevó a ser singulares y qué aportaron en la historia bailada y documentada de la salsa.

Desde un balcón corre la vida de Alexis, pero es la vida de esa otra salsa, desde esa otra isla que también tiene que ver en esta historia y que este melómano impenitente ha sabido plasmar.

Sergio Santana.
Investigador de la música caribeña.

15 de mayo de 2015
Medellín, Colombia.

Ese es el nombre del libro de Alexis Méndez, un investigador incansable, un melómano que sabe apreciar las evoluciones rítmicas de un género que todos los países han asumido como suyo, pero que cada uno de ellos le da un matiz diferente. La salsa es la plena, es la cumbia, es el vallenato, es el un dos tres, que se marca para todos los lados en el ámbito popular. Lo que más admiro de Alexis es su atrevimiento de alumbrar su primer hijo, que ha sido moldeado a su manera. Esa criatura es nieto de Chino Méndez, otro melómano danzario, cuyos punteos en la pista son un espectáculo. Y qué bueno que este joven humilde de carácter haya hecho este aporte a la sociedad, no se ha quedado con sus conocimientos guardados, porque está consciente de que la nueva generación necesita esa sapiencia por su gran valor.

Alexis debe sentirse satisfecho por el apoyo de sus amigos y familiares, especialmente de sus padres y su tío Wilfredo, que estuvo en el acto de circulación de la obra. Ese apoyo es vital en un ser humano que no se detiene, que siempre está hurgando para transmitir en su programa radial una historia musical. A la hora acordada la gente hizo “guardia” para conocer la faceta de Alexis como escritor, que no ha tenido que promoverse como “el hijo de El chino” para que la gente lo asimile. Basta la formación que tiene de hogar para asumir los buenos tiempos que se le avecinan.
El Instituto Panamericano de Geografía e Historia, Sección Nacional Dominicana (IPGH) ha dado otro palo sumando la veintena en producciones, apoyando a los autores que no tienen padrinos, como expresó el presidente del IPGH, Bolívar Troncoso Morales. En 312 páginas, se abordan los temas “Salsa”, “Desde mi balcón”, “Merengue en el menú de la salsa”, “Relatos y alegatos”, “Construyendo un fenómeno”.
Esa obra es una joya y lo mejor es el código QR, para que puedan escuchar la música que se señala en sus páginas, además de enriquecer la bibliografía musical dominicana.
Xiomarita Pérez.
Floclorista y comunicadora.
Santo Domingo.
Listín Diario, 10 de diciembre de 2014. 









No hay comentarios: